Qué debo tener en cuenta al comprar

un repetidor Wi-Fi









Cuando pensamos en tener una conexión lo más rápida y estable posible, pensamos en el cable de red Ethernet. Los problemas vienen porque no siempre podemos llevar ese cable de red al lugar que queramos. En muchos hogares, encontramos paredes gruesas u otras barreras arquitectónicas que dificultan su instalación. También hay que señalar que muchos domicilios, sobre todo antiguos, carecen de las canalizaciones adecuadas para instalarlos con facilidad. Si añadimos que a veces, la instalación eléctrica es antigua, utilizando PLC no obtendríamos los resultados esperados. Entonces, nos damos cuenta que la mejor alternativa es el Wi-Fi. En ese sentido, nos damos cuenta que lo mejor que podemos hacer es comprar un repetidor Wi-Fi.

Aquí vamos a explicar qué son, cómo debemos colocarlos y otras cosas a tener en cuenta a la hora de su compra.


Qué es un repetidor y cómo debemos colocarlo










Un repetidor Wi-Fi podemos definirlo como un dispositivo que tiene como finalidad recoger la señal que recibe y amplificarla, con el objetivo de ampliar el alcance de la señal, y poder proporcionar cobertura allí donde solamente el router no llega. También hay que señalar que puede ser llamado amplificador WiFi.


El trabajo de estos dispositivos consiste en propagar la señal Wi-Fi que recibe de un emisor, que generalmente suele ser un router Wi-Fi. En cuanto a su utilización, se extiende tanto en espacios abiertos como cerrados. Así, puede utilizarse tanto en el ámbito del hogar, la oficina, a nivel industrial en centros abiertos, o espacios abiertos como jardines.


Debemos conectar el repetidor WiFi a medio camino, y comprobar diferentes zonas para tener el mejor rendimiento posible. La instalación es bastante fácil, y es simplemente conectar el repetidor en un enchufe, para posteriormente realizar la sincronización. A veces, este proceso se realiza de forma automática, aunque también en algunas ocasiones puede requerir de alguna configuración extra o el uso de una aplicación móvil.


En qué debemos fijarnos a la hora de comprar

un repetidor Wi-Fi


A la hora comprar un repetidor Wi-Fi, lo primero que tenemos que tener claro es dónde vamos a colocarlo. En ese sentido podríamos clasificarlo en dos tipos:

Repetidores WiFi de interior: son los que colocamos dentro de nuestra casa, oficina u otros espacios cerrados. También son los que solemos comprar más habitualmente, son también los más baratos.


Repetidores WiFi de exterior: son los que colocamos al aire libre y están más expuestos a las condiciones climatológicas. Además, suelen contar con una protección frente al polvo y al agua, como, por ejemplo, IP65. Un número hace referencia a la protección frente al polvo y el otro al agua, cuanto mayor sea mejor.


Otro aspecto muy importante que debemos fijarnos al comprar un repetidor Wi-Fi es su versión de Wi-Fi y clase de Wi-Fi. Actualmente el Wi-Fi 6, aunque es el más rápido presenta una serie de inconvenientes. Uno de ellos es que es más caro, y el otro es que la gran mayoría de dispositivos actuales no soportan este estándar, aunque se podrá conectar correctamente, lo hará en modo WIFi 4 o WiFi 5, desaprovechando las bondades del nuevo estándar Wi-Fi 6.


Fuente: redeszone.net